El intelectual Octavio Uña: “Zamora me lo ha dado todo”

El Teatro Ramos Carrión acoge la presentación del libro de homenaje al profesor y escritor zamorano Octavio Uña

Natalia Sánchez. La opinión de Zamora

Corría el año 1957 cuando un niño Octavio Uña dejaba su Zamora natal rumbo a la capital de España. “Salí de la estación de Zamora, con solo doce años, entre unas viejas máquinas de vapor echando sus últimos suspiros. Emprendía ese viaje hacia Madrid. Era un viaje larguísimo, que nos pintaba la cara a los chavales el carbón”. Comparte su recuerdo el profesor universitario y escritor zamorano con motivo de la presentación del extenso libro que le tributa homenaje el viernes en el Teatro Ramos Carrión de Zamora.

El homenajeado comenta: “yo, realmente, no he salido nunca de Zamora. Yo soy una persona fiel a la tierra y todo lo que tengo, sin duda, me lo ha dado la tierra”, testimonia con contundencia Octavio Uña.

La educación “se la debo a mis padres”, pero el amor a la tierra se lo inculcó su madre. A este respecto el profesor universitario remarca que la gente no sabe valorar la belleza de Zamora: “Su belleza histórica, su belleza literaria, los ricos productos de la tierra o la ciudad del Románico por excelencia y el paso solemne del Duero…” enumera este hombre. Confiesa que desde niño: “tuve la necesidad de escribir desde mi época en la escuela de Brime de Sog, donde tuve de compañero a mi querido José Antonio Lera”.

Sus regresos a Zamora “siempre han sido un verdadero disfrute”. “Era un gozo inmenso en los veranos de mi juventud asomarme al Duero y dar una vuelta alrededor de la Catedral, ver los tapices de la Guerra de Troya que yo traducía del griego y del latín…”, describe.

Trayectoria profesional

Octavio Uña Juárez se identifica como un hombre de universidad desde el año 70 hasta el momento actual. Ha tenido miles y miles de alumnos en los distintos centros donde ha ejercido como docente. La Complutense, donde ha sido durante treinta años profesor, El Escorial, Santiago de Compostela, sin olvidar la Universidad Pontificia de Salamanca, donde estuvo 32 años, en la Escuela Diplomática, participó en la creación de la Universidad de Castilla La Mancha y en la Universidad Rey Juan Carlos, ha ganado por oposición tres cátedras de universidad y una de IES, dos agregadurías y una titularidad.

El profesor, que tiene cinco licenciaturas y cuyas líneas de investigación han comprendido la sociología del conocimiento y de la comunicación, la sociología de la cultura, la literatura y el arte, así como la teoría sociológica, también alude a sus estancias como profesor invitado en más de 50 universidades “de cualquier parte del mundo”.

Este zamorano ha sido profesor en universidades y centros de investigación en Europa, América, Australia y Nueva Zelanda hasta el mundo árabe. “En Irak, en guerra, di clase a alumnos y alumnas, que las recuerdo muy tímidas porque no se atrevían a hablar conmigo porque era un hombre (risas). Eran unas muchachas absolutamente encantadoras y tristes en los días de la guerra de Irán e Irak”, rememora.

De entre todos los países donde Uña ha sido invitado, destaca las numerosas ocasiones en que viajó a México. De entre las 14 estancias profesionales que ha llevado a cabo en el país azteca, pone en valor aquella ocasión donde: “llevé el mejor ramo de flores que encontré a la tumba de León Felipe”. Un gesto que realizó tras visitarle ese verano en su casa de Zamora, la alcaldesa de Tábara, quien “no podía ir en aquellos tiempos del franquismo. Ella me pidió que lo hiciera con motivo de un homenaje internacional que se tributó al poeta zamorano donde acudieron gentes de todo el continente americano y de Europa”.

Octavio Uña nos dice: “llevo un alma lírica que me la dio la tierra, la antigua voz de la tierra” que decía León Felipe. Ella “me hace ver con ojos profundos lo hermosa que es esta tierra apagada y tan dejada de la mano de Dios”. Hace una pausa en la conversación y prosigue: “Soy un hombre crítico y un zamorano duro”, que juzga “el trabajo de la gente que elegimos y que pagamos, que debe que trabajar por la tierra, pues hoy Castilla y León está a la cola de España como comunidad autónoma”. Desde su punto de vista es necesario: “hacer una hondísima crítica la situación que tiene la región y sobre los partidos que han gobernado”.

Libro de homenaje

En la presentación del libro “Intellectum Valde Ama. Ama intensamente la inteligencia” que recoge en tres volúmenes, más de 300 intervenciones de profesores, escritores, poetas y autoridades académicas sobre Ciencias Sociales y sobre la vida de este profesor y escritor zamorano, participaron el presidente de la Diputación de Zamora, Francisco Requejo, el profesor de Lengua José Antonio Lera, amigo desde la infancia del homenajeado, que desgranó la intensa relación del intelectual con la provincia. También el coordinador de los volúmenes, editor, Rafael Lazcano, que habló de la gestación del proyecto, en tanto que el profesor de Literatura, Manuel Ángel Delgado, expuso la creación poética del zamorano y el catedrático de Ciencia Política y de la Administración, José Manuel Canales, profundizó en la faceta profesional del intelectual zamorano.

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: